Hábito: Alimentación saludable

No sé si estabas al tanto, pero en la ciudad de Barcelona existe una organización sin fines de lucro llamada Barcelonaβeta Brain Research Center, mejor conocida como la BBRC, este centro fue constituido en el 2012 con la ayuda de la fundación Pasqual Maragall. Su misión es la de investigar todo lo relacionado con el alzhéimer y las enfermedades neurodegenerativas.  Hasta la actualidad ya han realizado diversos estudios e investigaciones sorprendentes, dentro de las ultimas han descubierto que, adquiriendo hábitos saludables se puede disminuir la repercusión que tenga el alzhéimer sobre las personas.

De acuerdo a los hábitos que llevemos en nuestras vidas pueden influir de forma negativa o positiva, pudiendo resultar muy perjudiciales. Existen distintos tipos de hábitos, algunos de ellos son: afectivos, de higiene, cognitivos, mentales, sociales y de alimentación saludable. Aquí nos enfocaremos en este último, porque en realidad es uno de los más importantes que existe, sin embargo, antes de ahondar en el tema, hagamos un preámbulo para recordar qué son los hábitos en sí, y poder tener la memoria fresca para entender todo con claridad.

¿Qué son los hábitos?

Básicamente, los hábitos son conductas o posturas a las cuales nos adaptamos sin darnos cuenta, con las cuales en el transcurso de un determinado tiempo acabamos sintiéndonos cómodos con ellos. Estos no son naturales, son copiados e incorporados porque alguien nos lo indica o los asumimos como conductas aprendidas y los ponemos en práctica; esto sucedes hasta de manera inconsciente. Es como si estuviésemos en automático y posteriormente comenzamos a repetirlo una y otra vez, hasta que ya se ha convertido en parte de nosotros.

¿Cuánto tiempo nos puede tomar adquirir un hábito?

Se considera que esto va a depender de la persona, aunque hoy en día está estipulado que toma 21 días, incluso existen muchos talleres, cursos, actividades, webinar que demuestran a través de su experiencia, retos de adquisición de hábitos constructivos, en este periodo. Otros piensan que es algo que es imposible, que necesita como mínimo la dedicación y repetición durante un mínimo de 66 días, lo que se traduce en 2 meses y 6 días. Y si nos ponemos a analizar un poco las cosas, podemos llegar a la conclusión de que, es más fácil adaptar nuestro cerebro a nuevos hábitos e incluirlos en nuestra rutina diaria, que modificar o deshacernos de algunos no favorables.

A continuación, le ofreceremos una guía básica de rutinas saludables:

1.-Hacer nuestra primera comida del día, que contenga un aporte de energía antes de iniciar nuestras actividades diarias. Bien pudiera ser la mezcla de carbohidratos, proteínas o frutas. Sin embargo, hay quienes prefieren comenzar el día, con un batido de frutas naturales.

2.-Tomar agua diariamente entre 1 litro ½ a 2 litros diarios, lo que es vital para que se lleven a cabo las funciones vitales como la digestión, respiración, eliminación de desechos, piel hidratada, etc.

3.-Masticar muy bien los alimentos sólidos y comer a un ritmo moderado, sin prisas. Esto permitirá una mejor digestión, evitando trastornos negativos.

4.-Hacer parte de nuestras comidas, raciones de vegetales y frutas para aprovechar al máximo sus micronutrientes, que aportan de manera importante fibra, minerales y múltiples vitaminas. En presentaciones picadas en trozos o en forma de smoothies, que ofrecen gran variedad de mezclas, de frutas congeladas o naturales.

5.-Evitar a toda costa, la ingesta de grasas saturadas, alimentos procesados y frituras, que dan apertura al sobrepeso, enfermedades cardiovasculares y variantes en ascenso de colesterol, triglicéridos y grasa corporal.

6.-Realizar un mínimo de 30 minutos de actividad física.

7.-Hacer por lo menos 5 comidas diarias, incluyendo snack naturales como una elección favorable.

8.-Hacer la última comida del día por lo menos, 3 horas antes de dormir y lo mas liviana posible. Los smoothies, que pueden ser de frutas congeladas y vegetales o comer vegetales con proteínas, resultan buenas opciones.

9.-Dormir diariamente entre 7 y 8 horas, es lo recomendable por su acción beneficiosa para el organismo, ya que; facilita el proceso de regeneración celular, ayuda a la concentración y capacidad intelectual, cuida el corazón, controla la diabetes e hipertensión, entre otras.

10.-No fumar, beber modernamente bebidas alcohólicas y no ingerir gaseosas; estas ultimas suplantarlas por batidos de frutas naturales.

El resultado de tener buenos hábitos alimenticios, es gozar de un cuerpo y mente saludables, con muy pocas probabilidades de subir de peso y padecer enfermedades. A su vez realizar normalmente las rutinas diarias.

Adóptalas como forma de vida, crea buenos hábitos, ¡y ellos te crearan a ti!

¿Te ha parecido útil este contenido?

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?